Nosotros

Ubicacion

Fotografias

Servicios

Reglamento

Tarifas

Contacto



 

   En 1970, Erika Rodger y su familia empujados por la visión de futuro, el espíritu emprendedor y el compromiso ambientalista tomaron el desafío de transformar los medanos vivos de Ostende en un pequeño bosque de dos hectareas con mas de 15 especies de arboles, plantas y mucha de la vida silvestre del lugar.
  Gracias a la gran dedicación y el tiempo transcurrido, hoy, usted y los suyos pueden disfrutar de un amplio predio con generosas parcelas, cubiertas por una magestuosa arboleda.
  Disfrutará de la naturaleza, la tranquilidad y a 400mts encontrará una de las más hermosas, amplias y tranquilas playas de la zona.